No tocaste mi cuerpo pero tocaste mi alma, lo que es aún peor.
Unas noches dueles más que otras, Alberto B.  (via escandalos-textuales)